Cristianismo cómodo

El Cristianismo Cómodo


INTRODUCCIÓN

A. Hace varios años, mi esposa y yo tuvimos el privilegio de visitar a varias iglesias en EE.UU. que me sostienen en la obra de predicar el evangelio. Durante una parada en Tennessee, un amigo y hermano querido me dijo que tenía la impresión de que yo soy “un predicador negativo.” Añadió: “El hombre que está trabajando con nosotros ahora es un predicador positivo.”

1. Sería yo mentiroso si les dijera que su comentario no me molestó.

2. Pensé para mi mismo: “A lo mejor hay algún problema con mi personalidad. Quizá sea una persona pesimista. A lo mejor no tengo suficiente ‘carisma’. Quizá deba cambiar mi estilo de predicación. Quizá deba sonreír siempre. Quizá deba presentar la palabra de Dios de una forma suave y agradable. Quizá no deba reprender a nadie de ninguna manera. Quizá no deba condenar el pecado. ¡Quizá deba hablar solamente de ‘lo positivo!'”

3. Más tarde reconocí que si eso es lo que tengo que hacer para ser “un predicador positivo”, entonces que no cuenten conmigo.

B. Después de pensar en el carácter de varios predicadores, tanto del Antiguo Testamento como del Nuevo, me he dado cuenta de que, según el punto de vista de aquel hermano, seguramente ellos fueron “predicadores negativos.”

1. De hecho, la predicación de Ezequiel fue, en gran parte, una condena fuerte por la desobediencia de los judíos. También pasó mucho tiempo advirtiéndoles de la destrucción venidera de Jerusalén (Ez. 2:1-4; 4:1,2; 6:1-7; 7:3-5; etc.)

2. Lo mismo se podría decir acerca de Isaías (1:4-7) y Jeremías (4:20,22).

3. Jesús dijo en una ocasión que “entre los nacidos de mujer no se ha levantadonadie mayor que Juan el Bautista” (Mt. 11:11), pero aun Juan decía a los fariseos y saduceos que venían a su bautismo: “¡Generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera?” (Mt. 3:7).

a. Si la gente de hoy pudiera haber estado presente para este sermón, le habrían tachado a Juan de crítico, áspero, insensible, intolerante, santurrón (farisaico), legalista, etc.

b. Juan no reunió los requisitos para ser un predicador positivo.

4. ¿Y qué podemos decir de Jesús? Un estudio sincero del ministerio público de Jesús revela claramente que no todo lo que dijo Jesús era “positivo”. Por ejemplo, fíjense en Mt. 23:27,28,33.

C. Todo esto debe ayudarnos a entender que a veces los predicadores tienen que decir cosas que no son agradables (2 Ti. 4:2).

1. Tienen que:

a. redargüir: “En el Nuevo Testamento, [significa] convencer y probar que uno está equivocado y de este modo avergonzarle” (The Complete WordStudy Dictionary).

b. reprender: “honrar, imponer lo que se merece, de allí censurar” (The New American Standard Exhaustive Concordance). “EPITIMAO … EPI (G1909), sobre, y TIMAO (G5091), evaluar” (TCWD). El buen predicador de la palabra le dirá no lo que quiere oír, ¡sino lo que necesita oír!

c. exhortar: “de PARA (G3844), al lado de, and KALEO (G2564), llamar. Socorrer, ayudar, confortar, animar (Ibid.).

2. Tienen que hacer estas cosas “a tiempo y fuera de tiempo”. En otras palabras, cuando sea conveniente y cuando no lo sea.

D. Muchos hoy en día desean oír cosas de la palabra de Dios que no reprendan su conducta equivocada. Quieren oír anécdotas interesantes, chistes, ilustraciones bonitas, etc., pero rechazan predicaciones que señalan sus costumbres como pecaminosas o que hablan del compromiso, del sacrificio y de poner a Dios en primer lugar en sus vidas. Para describir la forma de pensar y vivir, podríamos decir que tienen una forma “cómoda” del cristianismo.
I. LA IRONÍA COMO FORMA DE ENSEÑAR

A. El apóstol Pablo una vez pidió a los corintios que le toleraran “un poco de locura” (2 Co. 11:1).

1. En la segunda mitad de este capítulo, Pablo pensó que era necesario escribir acerca de como él se había entregado desinteresadamente a los corintios y a la causa de Cristo.

a. Esto se hizo como respuesta a los falsos apóstoles que pasaban mucho tiempo jactándose de sus dones, habilidades y logros. Pablo rehusó hablar de estas cosas para defender su causa y, en vez de esto, decidió contar a los corintios sus “debilidades” (o sufrimientos y abnegación, 2 Co. 11:30).

b. En la opinión de Pablo, el tener que defender su ministerio a los hermanos en Corinto fue cuestión de “insensatez.”

2. El apóstol también empleó una forma de lenguaje conocida como la “ironía” para ayudar a los hermanos en Corinto a entender que habían actuado tontamente al recibir a los falsos apóstoles (2 Co. 11:19-21).

a. La palabra “ironía” se refiere a “uso de palabras para expresar algo diferente de y a menudo lo opuesto de su significado literal” (thefreedictionary.com)

b. La ironía es una forma de sarcasmo. El sarcasmo a menudo se emplea por la gente del mundo para hacer daño.

c. Por contraste, la meta de Pablo fue ayudar a sus hermanos a meditar sobre su mal comportamiento y darse cuenta de que se habían portado de una manera insensata. ¡Lo que Pablo implica en los vv. 19 y 21 es todo lo contrario de lo que dice!

B. Dos ejemplos modernos de la ironía:

1. Cierto hermano llega al local de la iglesia un domingo por la mañana llevando puesto vaqueros rotos y una camiseta manchada y yo le digo: “¡Vaya! Veo que usted se ha puesto elegante para el culto. Parece que está listo para cenar en un restaurante de primera clase.”

2. Otro ejemplo de la ironía: “El precio de la vivienda en Nueva Jersey es tan maravillosamente asequible que estoy pensando en comprar un edificio entero de pisos mañana mismo.” Cualquiera que haya vivido en Nueva Jersey sabe perfectamente que la vivienda es carísima.

3. En realidad, implico todo lo contrario en estos ejemplos.

C. Siguiendo el estilo irónico de Pablo, me gustaría compartir con ustedes siete estrategias para ser cristianos cómodos.

1. El cristianismo cómodo se puede definir como “los sentimientos de tranquilidad y seguridad que experimenta uno mientras gasta lo mínimo de tiempo y esfuerzo en servicio a Dios; una religión relajada que le hace a uno sentirse bien sin obligaciones”.

2. Algunos de los argumentos que haré a favor del cristianismo cómodo son, en realidad, ideas y actitudes que he observado en miembros de la iglesia del Señor.

3. Si nuestra meta es gastar lo mínimo de tiempo y esfuerzo en nuestro servicio a Dios, entonces, en primer lugar, necesitamos…
II. EVITAR LOS SACRIFICIOS

A. Un sacrificio, según el diccionario, es “la pérdida de una cosa para obtener otra cosa que es considerada de mayor valor” (thefreedictionary.com).

1. Es cuando renunciamos y aun destruimos una cosa para tener otra mejor.

2. Pero todos sabemos que hoy en día podemos ser cristianos fieles sin tener que privarnos de casi nada. (Digo esto con ironía.)

B. ¡Qué equivocados estaban los cristianos del primer siglo!

1. ¡Qué equivocado estaba Epafrodito!

a. Tan fuerte fue su deseo de servir a sus hermanos que estaba angustiadocuando oyeron que estaba enfermo (Fil. 2:29,30). ¡Imagínese! ¿No sabía Epafrodito que cuando usted está enfermo usted necesita pensar en sí mismo primero y no preocuparse por los hermanos?

b. Hoy en día sabemos que tal sacrificio sería “excesivo”. Sería demasiado “radical”, demasiado “drástico”, demasiado “fanático”. ¿Espera Dios que nos preocupemos tanto por nuestros hermanos… aun cuando estamos enfermos? ¿Deberíamos amar tanto a nuestros hermanos? No si somos cristianos cómodos.

c. Es verdad que Fil. 2:3 dice que debemos considerar a los demás como “más importantes” que a nosotros mismos, pero ¡hoy día sabemos que ni siquiera es importante reunirnos con nuestros hermanos si no queremos, si estamos demasiado cansados o si tenemos otras cosas “más importantes” que hacer!

2. ¡Qué equivocado estaba el apóstol Pablo! Éste hermano creía que “bueno es no comer carne, ni beber vino, NI NADA en que tu hermano tropiece, o se ofenda, o se debilite” (Ro. 14:21). Pablo pensaba que es muchísimo mejor privarte de algo que te gusta que hacer tropezar a un hermano.

a. En cambio, nosotros sabemos que para ser un cristiano fiel, Pablo no tenía que demostrar tanta abnegación. Sabemos que no fue necesario escribir cosas como:

i. “Ninguno busque su propio bien, sino el del otro” (1 Co. 10:24).

ii. Y qué exagerado fue cuando dijo: “No busquéis vuestro propio provecho, sino el de los demás” (Fil. 2:4, Versión Reina-Valera 1995). ¿No sabía Pablo que podemos buscar nuestro propio provecho como objetivo principal en esta vida y seguir siendo seguidores fieles de Cristo?

b. Si queremos ser cristianos cómodos, tenemos que evitar los sacrificios… sobre todo si implican sufrimiento por Cristo. Por contraste, Pablo se pasó cuando dijo que quería conocer “la participación de [los] padecimientos de Cristo” (Fil. 3:10). (Habló con ironía.)

i. Pablo QUERÍA sufrir por la causa de Cristo, pero nosotros sabemos que tal espíritu de abnegación realmente no es necesario hoy en día. Hemos “evolucionado.”

ii. Nuestro cristianismo es más “inteligente”, más “moderno” y, por supuesto, no tan “radical.”

3. Aun Jesús no sabía que hoy en día es posible servirle fielmente sin hacer ningún sacrificio. (Recuerden: hablo con ironía.)

a. Sabemos que dijo que es necesario amarle más que a padre, más que a madre, más que a mujer, más que a hijo, etc. (Mt. 10:37; Lc. 14:26) pero “eso era para aquellas personas que vivían en el primer siglo.”

b. Para los que somos cristianos cómodos, nos cuesta la idea de amar a Dios sobre todas las cosas (Mt. 22:37).

c. Por último, cuando Jesús dijo: “Sé fiel hasta la muerte” (Ap. 2:10), se dirigía únicamente a los cristianos que estaban en Esmirna. Eso no tiene nada que ver con los que vivimos hoy en día. Hoy en día, ningún cristiano tiene que ser tan “fanático”.

C. En resumen, es verdad que los cristianos del primer siglo hicieron muchos sacrificios por la causa de Cristo, pero fue MÁS FÁCIL para ellos servir a Dios. Nosotros vivimos en tiempos diferentes, tiempos más difíciles, ¡aunque ellos tuvieron que derramar su sangre por la causa de Cristo! (Espero que me comprendan. ¡Los argumentos del cristiano cómo no sirven!)
III. PRACTICAR LA OBEDIENCIA SELECTIVA

A. Como ilustración de esta forma de cuasi obediencia, un viejito le pidió a su hijo que construyera una casa y un trastero en su parcela. Le dijo al hijo que construyera la casa en la parte delantera de la parcela. El hijo hizo tal como el padre le había mandado porque le gustaba ese sitio para la casa. Al fondo de la parcela, en el rincón izquierdo, el hijo tuvo que preparar la tierra para un jardín, según las instrucciones de su padre, y a la derecha del jardín tuvo que construir el trastero. El hijo cumplió en seguida con el deseo de su padre porque le gustaba ese sitio para el jardín y el trastero. Por último, su padre le dijo que excavara un pozo entre la casa y el jardín, justo en el centro de la parcela. El hijo, sin embargo, pensaba que sería más bonito poner el pozo delante de la casa y allí lo construyó. Obedeció a su padre en lo de la casa, trastero y jardín, sólo porque le gustaba. En cuanto al pozo, no hizo caso a las instrucciones de su padre. El hijo obedeció sólo hasta el punto en que se agradaba a sí mismo.

B. ¡Qué estrategia más maravillosa para los que quieren ser cristianos cómodos!

1. Simplemente obedezca los mandamientos que le gustan y

2. no hacer caso a los que le hacen sentir incómodo.

C. El joven rico es un buen ejemplo de un siervo cómodo de Dios (Mt. 19:16-22). Este hombre estaba dispuesto a obedecer a Dios en todo… ¡con tal que pudiera quedarse con todo su dinero! Sin duda, este joven pensaba que tal sacrificio era demasiado “radical”, demasiado “drástico.” ¡Los cristianos cómodos están de acuerdo!

D. A los cristianos cómodos les cuesta explicar qué es lo que pasó a Moisés y Aarón en Números 20. Dios les dio tres mandamientos en el versículo 8:

1. “toma la vara”

2. “reúne a la congregación”

3. “hablad a la peña”

4. Moisés obedeció los dos primeros mandamientos (vv. 9 y 10) pero no hizo caso al tercero (v. 11). La obediencia selectiva no le fue muy bien (v. 12).

E. Los cristianos cómodos creen que el rey David estaba equivocado David creía que TODOS los mandamientos de Dios tenían la misma importancia (Sal. 119:128).
IV. REUNIRNOS “CUANDO QUERAMOS”

A. Si tenemos que faltar por el trabajo, por las vacaciones, por las obras, etc. “no pasa nada”. En fin, el Señor lo entenderá. Él sabe que tenemos que trabajar, que tenemos que relajarnos de vez en cuando, que tenemos familia y a veces es más necesario pasar tiempo con ellos que con nuestros hermanos en Cristo, aunque estamos con nuestros hermanos sólo tres horas a la semana.

B. En total, seamos fieles CUANDO NOS CONVENGA. Si la fidelidad a Dios nos causa problemas, olvidémonos de nuestras responsabilidades como cristianos. Pongámoslas en segundo lugar y tendremos uno de los ingredientes más importantes del cristianismo cómodo.

C. Si otros miembros se desaniman o imitan nuestro ejemplo, es cosa de ellos. Después de todo, los cristianos cómodos buscan su propio provecho. (Contrástese con Fil. 2:4.)

D. Además de todo esto, qué equivocados estaban los cristianos del primer siglo, ¿verdad? Ellos “perseveraban” en la comunión unos con otros (Hch. 2:42). No dejaban de congregarse como algunos tienen por costumbre (Heb. 10:25).
V. SEGUIR AL “DIOS DE LA CULTURA”

A. El cristiano cómodo jamás se pregunta si las costumbres de su país están bien o están mal. Las sigue fácilmente y así se olvida de complicaciones.

B. Los cristianos del primer siglo habían sido rescatados de su “vana manera de vivir” (1 Ped. 1:18). Dejaron de obedecer al dios de la cultura, pero los cristianos cómodos no tienen que ser tan “extremistas” o diferentes de los demás.

C. Los cristianos cómodos hablan como los demás. Se visten como los demás. Se ponen todo lo que está de moda, sin pensar si es modesto o no. Se visten bien cuando están con los hermanos, pero se ponen cualquier cosa cuando no están. Miran los mismos programas de televisión que los demás. Si tienen que decir una “mentira piadosa” de vez en cuando, lo hacen porque “todo el mundo lo hace.” Si no quieren pagar impuestos al gobierno, ni declarar obras, ni declarar todo el dinero que ganan, lo hacen sin problema.

D. En resumen, que “allí donde fueres, haz lo que vieres.” El cristiano cómodo no desea ser como aquellos salmones de Alaska que luchan contra corriente para depositar los huevos donde ellos nacieron. Los cristianos cómodos nadan CON la corriente, o mejor, SE FLOTAN SIN MOVERSE. ¡Es mucho más fácil ser como todos los demás!
VI. NO REPRENDER A NADIE

A. A los cristianos cómodos les gustaría olvidarse de Mt. 18:15 y de 2 Ti. 4:2.

B. Si un hermano o hermana anda mal en su vida, no le digamos nada. Sólo nos traerá problemas. Posiblemente tengamos que participar de los padecimientos de Cristo y, tal como hemos visto antes, esto no nos conviene.
VII. NO EVANGELIZAR

A. Los cristianos cómodos tienen otras cosas más importantes que hacer, es decir, el trabajo, las reformas en sus casas, las vacaciones, salidas al campo, etc., etc. Estas cosas son más importantes que preocuparse por el crecimiento de la iglesia y la salvación de almas. (Hablo con ironía.)

B. De todas formas, no hace falta hablar a nadie de Cristo. Aunque algunos tomaron el tiempo para enseñarnos la verdad, la gente debe llegar a conocer la voluntad de Dios por su propia cuenta. Los cristianos cómodos no tienen tiempo para apartar dos horas a la semana a repartir folletos, ni pegar carteles, ni ir de puerta en puerta. La vida de hoy en día es tan estresante y repleta de tantas actividades que sencillamente no es posible evangelizar tal como los cristianos lo hacían en el primer siglo.
VIII. NO LEER LA BIBLIA, NI ORAR

A. Este último ingrediente del cristianismo cómodo es la guinda que corona la torta.

B. El mantener abiertas las líneas de comunicación con Dios requiere esfuerzo. Hay que evitar estas cosas para mantener una religión fácil sin obligaciones.
CONCLUSIÓN

A. Mi propósito en esta lección ha sido animarles a hacer todo lo contrario de estos siete puntos.

B. ¿Está usted dispuesto a obedecer TODAS las condiciones de Dios para la salvación de su alma?

 

Anuncios

One Comment to “Cristianismo cómodo”

  1. GRACIAS ESTIMADO CÉSAR POR ESTE MENSAJE, ME ANIMO MUCHO A TENER UNA APRECIACIÓN DISTINTA DE LO QUE ES LA VIDA CRISTIANA.

    QUE DIOS LE BENDIGA Y ADELANTE.
    DE USTED,
    EDGAR.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: